Galería de arte Shanell
Carro de Compras:
0 Items ($0.00)
Buscar:
Venta de Obras de Arte
Venta de Esculturas
MURALES (Formato extra-grande)
DIBUJOS
Pequeños Formatos
Ofertas Especiales
Actividades
Raimundo Sánchez
Ramón Osorio
Guillo Pérez
Candido Bidó
Miguel Núñez
Juan Medina
Alberto Ulloa
Ada Balcácer
Miguel Gómez
Dionisio Blanco
José Perdomo
Jol Díaz
Luigi Jiménez
Melchor Terrero
José Cestero
Milvio Salcedo
Juan Andujar
Rafael Martínez
Ramón Oviedo
Clara Ledesma
Antonio Prats Ventos
Luís Bretón
Jesus Desangles
Camarena
Concurso de Murales
Colecciones Privadas

Catalogo de Molduras
Francisco Santos
Rafael Trinidad
Nestor César
M. Velez
Danilo Aguiló
Rigoberto Beltrán
Cristian Tiburcio
Plutarco Andujar
Yoryi Morel
José Félix Moya
Mariano Sánchez
Amaya Salazar
Nelson Sánchez
Osiris Blanc
León Bosch
Cuquito Peña

Mi Cuenta
Carro de Compras
Finalizar Compra

Página Principal
Newsletter Gratis
Ingresa tu email:

   NOTICIAS   EXPOSICIONES   COMPRAR   NOSOTROS   CONTACTO 
 


Biografía Miguel Gómez


Miguel Gómez es su nombre artístico y su firma, su nombre completo es Miguel Antonio Restituyo Gómez, nació el 27 de octubre de 1953, en Santo Domingo, en 1982 concluyó sus estudios de Dibujo en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Se ha desarrollado como profesor de dibujo y pintura, siendo Profesor del Centro de Arte Cándido Bidó de Bonao y de la Escuela de Arte y Museo Cándido Bidó de Santo Domingo;  fue fundador de la Escuela de Arte “Luc”, también es uno de los fundadores de Escuela de Arte Expresión del Caribe, en la actualidad imparte importantes talleres a profesionales pensionados jubilados, a niños y adolescentes en una institución de educación del estado dominicano, además ha ocupado la posición de Funcionario Cultural del gobierno dominicano.  Se destacó en sus inicios como acuarelista, catalogado entre los mejores de Latinoamérica. Ha realizado más de 20 exposiciones individuales tanto en territorio nacional como en el extranjero, en adición a esto, ha participado en más de 30 exposiciones colectivas.  Sus obras se encuentran en importantes colecciones de la República Dominicana, Estados Unidos de América, Europa, Puerto Rico, Latinoamérica y Japón.

Importantes personalidades del mundo del arte se han expresado en relación a las obras de arte de Miguel Gómez, como José Sejo, Irma Nicasio, Frank Lara;  los reconocidos críticos del arte dominicano como Abil Peralta Agüero, Laura Gil, Virginia Goris, Ignacio Nova, Humberto Soto Ricart, entre otros, además distinguidos periodistas de asuntos culturales como son Clara Silvestre, Jocelyn Dietsch, Nani Martínez, Sonya Streese, tanto en República Dominicana como en los diferentes países donde ha presentado sus obras. A continuación parte de la agenda de exposiciones realizadas en estos 30 años de labor en las artes plásticas:

Exposiciones individuales:

1984: Marginalidad, Galería Paiewonsky.

1985: Temas Cotidianos I, Galería Arawak.

1986: 2da. Exposición individual, Galería Arawak.

1987: 3era. Exposición individual, Terraza del Hotel El Embajador.

1987: 4ta. Exposición individual, Voluntariado de las Casas Reales.

1988: “Proceso”, 5ta. Exposición individual, Galería Arawak.

1989: Temas Cotidianos II, Voluntariado de las Casas Reales.

1989: Exposición Acuarela, Hotel Embajador, República Dominicana.

1992: Exposición permanente, por asignación tras concurso, para el “Gran Hotel Lina”.

1993: Caribe Evolución de lo Concreto “Galería Luc”.

1998: Galería Amigas

1998: Exposición en Aldo Castillo Gallery, USA.

2007: “Expresiones Caribeñas”, Centro.

2008: “Expresiones Caribeñas” Exodo Galería de Arte, San Juan, Puerto Rico.

Exposiciones Colectivas:

1979: Primer Concurso de Arte “Jaime Colson”, patrocinado por la Secretaría de Turismo de la Rep. Dominicana.

1982: Concurso de Arte E. León Jiménez, Santiago, República Dominicana.

1982: Concurso de Arte “Cotal-82”, Voluntariado de las Casas Reales.

1983: Sesenta y Dos Pintores, miniaturas, Exposición Colectiva Generación del 80, Centro de Arte Noveau.

1983: Generación del 80, Exposición de Altos de Chavón, La Romana.

1984: Exposición Bienal de Miniaturas, Centro de Arte Noveau.

1985: Aniversario Banco de Reservas de la R. D., Homenaje a Frank Almanzar, Colegio Dom. de Artistas Plásticos.

1985: Pintores Dominicanos, Exposición Colectiva de la generación del 80.

1985: Aniversario de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña.

1986: XIII Aniversario de la Galería de Arte Moderno.

1986: Concurso-Exposición “25 jóvenes pintores para las Américas”, patrocinado por la OEA.

1987: Exposición Colectiva de 60 pintores, Museo de Arte e Historia, San Juan, Puerto Rico.

1987: Exposición Colectiva, Homenaje al Poeta Dominicano Manuel del Cabral, Casa de la Cultura.

1987: Exposición Colectiva Dominicana, Galería de Arte de Mery de Bernal en Hotel Marriot, Panamá.

1988: Exposición de la Secretaría de Relaciones Exteriores-Consulado de la R. D., Honduras, Centro América.

1990: XVI Bienal, Exposición Concurso de Artistas Plásticos, Santo Domingo, R. D.

1990: Exposición “Dos Generaciones”, Voluntariado de las Casas Reales, Casa de Bastidas.

1990: Exposición de la Casa Consistorial, Santiago, República Dominicana.

1990: Exposición Inaugural, “Mi Galería”, Chicago, E.U.A.

1991: Colectiva Puertas de los Artistas II, Voluntariado de las Casas Reales.

1992: Exposición Inaugural “Sala de Arte Luc”, Santo Domingo, República Dominicana.

1992: 1er. Concurso de Hoteles Barceló, Gran Hotel Lina, Santo Domingo, República Dominicana.

1992: Primavera 92 de la Alianza Francesa, Isla Guadalupe.

1994: “Artistas del ayer, de hoy y de siempre”, Ayuntamiento Distrito Nacional, R. D.

1995: Muestra Magistral de Pinturas, Hotel Coral Hamaca y Hotel Coral Canoa, R. D.

1999: Cristos Del Mundo, Expo. Colectiva de Murales, Consulado Gral. de México, Chicago, USA.

1999: Galería de Arte Las Puertas de los Artistas I, 15 Pintores de “Villa Juana”.

2003: “Tropicalidades” Galería de Bodeni.

2004: Una Galería Visual, Galería Radisson, Puerto Plata, República Dominicana.

2006: Lo Nuestro, Galería Altos de Chavón, La Romana.

2006: Feria del Libro Colectiva, Museo del Hombre Dominicano, Santo Domingo, Rep. Dom.

2006: 1er. Concurso de Murales de Arte Dominicano Malecon Center 2006, Shanell Galería de Arte, Santo Domingo, República Dominicana.

2007: Homenaje al Buen Marcial, Museo de las Casas Reales.

2007: Colectiva Feria del Libro del Museo del Hombre.

2008: The First Chicago Latin American Art Fair, River East Art Center, Chicago, Illinois, USA.

2008: 27 Artistas Visuales Dom., 164 Aniversario Independencia de la R. D., Centro Cultural Plaza España, Lima, Perú.

Exposiciones Conjuntas

2005: Color y Ritmo (Miguel Gómez y Tony Romano.) Colegio Dominicano de Artistas Plásticos.

OBRAS EN VENTA DE MIGUEL GÓMEZ

 

 

La pintura de Miguel Gómez

LEGITIMACIÓN DISCURSIVA DE LA IDENTIDAD EN EL ENTRAMADO DE LA RUTA HACIA UNA CULTURA GLOBAL.

Múltiples son los factores culturales, antropológicos, sociológicos y estéticos que inciden en el proceso formativo de un artista, pero más son los factores que actúan como parte de su posicionamiento histórico, su inserción en el sistema de mercado y en la legitimación estética y teórica de su arte. Es un reto casi agónico el que tienen que experimentar los artistas en su incesante búsqueda del reconocimiento y la consagración.

Reflexiono en torno a lo anterior, para referirme a mi reciente reencuentro con la obra pictórica del artista ochentista dominicano Miguel Gómez, uno de los pintores mas notables del vibrante movimiento de la plástica nacional registrado en la historia del arte dominicano como generación del ochenta, en directa referencia al espacio histórico que la evolución del arte nacional reserva a los creadores que presentaron sus primeras credenciales en la década de los años ochenta.

Factores muy variables, en su mayoría de carácter extra estéticos, contribuyen en la distorsión de la atención que la crítica de arte especializada debe agendar hacia determinadas individualidades del arte; precisamente yo, he patentizado mi visión y lectura crítica sobre la pintura de Miguel Gómez, permitiéndome por consecuencia, reconocer mi encuentro critico perceptivo con su obra, estimulándome, no solamente a reconocer los valores estéticos, técnicos, estilísticos y conceptuales que definen la naturaleza creativa y producción de su pintura, sino además, descubrir y reconocer al exquisito dibujante que bajo el manto de su discreta personalidad artística ocultaba hasta ahora Miguel Gómez en su portafolio de trabajo.

Miguel Gómez es una extraña personalidad del arte nacional, que fue capaz de resistir las proposiciones del esnobismo, la ciega adhesión, adecuación y alineación trazados por la filosofía de la postmodernidad, que incorrectamente asociada al proceso de evolución de los lenguajes y expresiones creativas de los denominados pueblos del tercer mundo (periféricos), quiso forzar la atención de los artistas de culturas en desarrollo, hacia una cultura global que desarrollaba los fundamentos estéticos de un denominado lenguaje del arte internacional.

Ante un panorama antropológico, estético y cultural así, el artista asumió como herramientas personales, su fe en los medios creativos que él entendía le daban valor y significado a las formulaciones estilísticas y semánticas de su arte; asumió con dignidad el dictado de sus impulsos creativos, manteniéndose firme en el reconocimiento el arte como manifestación y expresión tangible de la memoria histórica de la humanidad expresada a través de los respectivos lenguajes de los artistas.

Decidió, en momentos de una provocación incesante y mediática, no negar su legitima razón de actuar en nombre de la responsabilidad que la historia reserva a los artistas que nacen y evolucionan como parte del cuero social y cultural de sus pueblos, haciendo de su obra y proceso creador, partes del abecedario que define el lenguaje que la vida y parte de la verbalización de la propia razón del ser social, exactamente igual a como ha venido aconteciendo en la historia desde la antigüedad misma, enfatizándose en los momentos más críticos y estelares de la humanidad, como en efecto es el tiempo presente.

Precisamente ahora, este espacio temporal del siglo XXI, encuentra al arte a lo largo de toda la geografía global en un reencuentro casi ritual y teológico con el nuevo humanismo: el humanismo de la resistencia y la

solidaridad, el humanismo de la compasión, el humanismo de una visión totalizadora del planeta y el universo, el humanismo que nos alerta ante la degradación ecológica, ante la urgencia y vergüenza de la guerra y ante la urgente recuperación de la identidad; el humanismo que al fin, piensa en la derrota política que representa el hambre y la pobreza. Precisamente, dentro de ese canon filosófico y estético se inscribe la tabla de valoración creativa en la que se desarrolla actualmente la producción pictórica del artista Miguel Gómez.

Un pintor, que si algún distanciamiento de la estelaridad pública se advierte en su calendario de vida y trabajo, no se debe a que le haya faltado el reconocimiento de quienes mueven la industria del arte en el mundo: los agentes de internacionales del mercado, debido a que el discurso de su pintura, y en esto soy mas que testigo, ya desde principio de los noventa, formaba parte de los carteles de oferta que en Estado Unidos, la primera revista especializada en arte latinoamericano, Latin American Art Magazine, anunciaba como arte con valores estéticos y capacidad de atención para el mercado de ate norteamericano.

Desde esos años estaba la obra de miguel Gómez en las manos y bajo la atención mercadológica de reputadas firmas, como la del galerista norteamericano Aldo Castillo, director y fundador en Chicago de Aldo Castillo Gallery, de amplio prestigio y reputación internacional en todo cuanto representa el mercado de arte latinoamericano en Estados Unidos.

Y es que la pintura de Miguel Gómez se reconoce como expresión de una individualidad que aposto a la pintura-pintura, no como una variable creativa transitoria atenta a la banalidad, sino como una manifestación del arte totalizadora, comprometida con la conciencia crítica de su cultura, asumida como fenómeno de recuperación de los valores más concretos de nuestra identidad: identidad racial con el mulataje y el mestizaje, tradiciones, juegos populares, costumbres, bailes y costumbres, dentro de un claro sentido del reconocimiento de la identidad cultural como fundamento irrenunciable del ser en toda entidad social y cultural viva asentada en el tejido ideológico del turbulento mapa de la globalización.

Para articular y definir su presupuesto estético, evidenciado en el parlamento visual de sus pinturas, el artista asumió como propios los recursos estructurales y lingüísticos del expresionismo alemán, fundado en la exaltación del color y la transfiguración de los constructos figurales de la imagen, básicamente partiendo de las concepciones cromáticas, gestuales y estructurales de Emil Nolde, llevándolos hasta el paroxismo, con la variante de que en el particular caso del creador dominicano, no suscribió estilísticamente las normativas semánticas de los artistas alemanes que fundaron el alfabeto de su expresión en el drama hierático, la angustia de la guerra, el dolor y la desolación.

Nuestro pintor apostó a la extrapolación de esas estructuras de expresión visual para proponer una discursiva en la que sus escenas nos hablan de la danza popular, del merengue, del gagá, del rara, del tambor, de los atabales, del ritmo, de las energías espirituales y emocionales atávicas y de lo antropológico y cultural que define el ser nacional que pacta con la memoria de nuestro origen mestizo y mulato, ya abordado con sabiduría estética por maestro de la modernidad temprana como Jaime Colson, Yoryi Morel y Darío Suro.

Pero si bien es cierto que Miguel Gómez, miró los soportes estructurales del expresionismo alemán, hay que observar su vínculo con la modernidad dominicana extendida en la gestualística de Marianela Jiménez y Gilberto Hernández Ortega, de quienes valora la administración del empaste, la silueta densa, el movimiento y la metáfora de la expresión, por lo que sus telas no son expositivas de una figuralidad evidente, sino que se afirman en la metáfora y en la proposición subjetiva de la imagen como un modo de registrar pictórica y visualmente sus visiones y formulaciones de su imaginación en impulsos concretamente pictoriales.

Probablemente, uno de los fenómenos de mayor atención en la concepción del suceso plástico en sus pinturas, sea el modo y técnica de administrar la gramática del color en sus telas, la que expone sobre la superficie telica a modo de cromática apastelada, sin que implique una renuncia a la atmosfera de caribenidad que evidencian el ritmo y movimiento interior sus escenas, temperamento apastelado que acentúa el croma de sus trazos a partir de los controles con los que administra los espectros de luz y sombra en sus pinturas.

Trazos rápidos, nerviosos y silueteados que le confieren una estimulante turbulencia a sus pinturas, es lo que percibimos como propuesta estética en su obra, los que el fenómeno de la percepción siente y asume como sensaciones ritmadas en tiempo y espacio a la manera de efectos cinéticos, matizados a partir de empastes matericos que se traducen ante el espectador en signos de luz y color que anuncian acciones de conquista y legitimación de la pintura en la era de la imagen líquida y la guerra como el cotidiano espectáculo de la otra identidad global que se ha planteado como estrategia de poder, robarnos el legítimo derecho a la razón de ser.

ABIL PERALTA AGÜERO. Aica

Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte AICA-Unesco. Asesor de la Asociación Dominicana de Críticos de Arte.

   



Principio Copyright © 2014 Galería de arte Shanell Página Principal
Esta tienda online está soportada por redtienda
Haz un click aquí para obtener tu propia tienda online GRATIS